lunes, 9 de marzo de 2015

Slow Mail: cómo recuperar el bonitismo en nuestros buzones


¿Slow mail? ¿Y eso qué es?

El correo de toda la vida, el que te deja el señor cartero en tu buzón y da alegría recibir. Cartas bonitas, escritas a mano, postales de diseño, o de ilustradores, o sobres cargados de sorpresas.
¿Te gusta lo que lees?

Pues sigue leyendo...


Mi historia

Desde pequeña he escrito cartas. Al principio a mi prima, nos escribíamos contándonos las cosas que nos pasaban en el colegio, anécdotas y juegos. Estábamos entrando en la edad del pavo y se nos notaba hasta por escrito. Tengo las cartas todavía guardadas y cuando las vuelvo a leer, me parto. 

Ya en el instituto comencé a escribir con clubs de penpals (amigos por carta), gracias a iniciativas que desarrollaban en la Escuela Oficial de Idiomas. Así, llegué a un programa organizado por Deutsche Post (el Correos alemán). Comencé a escribir a varias personas pero no terminó de cuajar, excepto con una de ellas, con la que me escribo desde entonces (a día de hoy, seguimos manteniendo contacto en redes sociales y por carta). 

Con el auge de las redes sociales, el tema de las cartas se vió muy mermado. ¿Para qué esperar semanas pudiendo verlo al instante? Pero conforme pasaban los años, volví a echar de menos el escribir una carta a mano, el abrir el buzón y encontrarme algo bonito (excepto las cartas de mi penpal alemana, que siguen llegando)

Buceando por internet, he visto que hay muchos grupos y movimientos que quieren recuperar este trabajo, el de redactar cartas y enviar paquetes bonitos. Basta buscar en google snail mail , 52 weeks of mail o las #postalesviajeras (que ya te comenté aquí).

¡La verdad es que hay tantas que te puedes perder!

¿Qué te propongo?

Quiero recuperar en mi buzón el recibir de cuando en cuando cartas que me aporten más que una factura. Así que esta es mi propuesta: Busco nuevos penpals 

Sí, así es. Quiero volver a tener la costumbre de escribir una carta contando cositas, dedicarme un ratito a decorarla, o a darle ese toque a la carta para que sea especial. Quiero que la persona que esté al otro lado le guste tanto como a mi la idea, que le guste escribir y sobre todo, se comprometa a responder. 

¿Hay requisitos?

Muy pocos. El principal es el compromiso. Es decir: si lo haces sólo para recibir pero no vas a contestar o sólo pensarlo te da pereza, quizás esta no sea tu iniciativa. En cambio, si te entusiasma la idea, si ya escribes a gente y quieres a alguien más, o si es tu primera vez pero quieres hacerlo y dedicarle tiempo, eres bienvenida/o. 

Se trata de escribir una carta como mínimo. Si a esa carta, quieres añadirle algún detalle (una postal, como las postales viajeras, algún detalle o algún extra...siempre son bienvenidos). Mis cartas me gustan que sean largas y tengan algún extra -a veces es la decoración, otras son detallitos incluidos en la carta-. Me gusta que el esfuerzo sea recíproco. Por eso, lo que te pido es una carta. De esta forma, conoces a las personas y se llega a trabajar una amistad (de varios años como la de mi penpal alemana)

Está abierto a todo el mundo. No me importa escribir cartas al extranjero y me encanta recibir cartas de fuera (nota friki: colecciono los sellos de los sobres)

¿Te suena bien? ¿te apetece?

Pues voy a abrir plaza para 10 personas.

Para apuntarte, escríbeme a  pegotiblog@gmail.com con el asunto: slow mail. Indícame tus datos de contacto, si tienes blog o página personal o perfil en redes sociales - me gusta conocer un poquito primero a quién escribo-

Iré escribiendo de poco en poco, porque quiero dedicarle un tiempo a cada carta.

En los comentarios, puedes contarme qué te parece esta idea, o cómo la mejorarías (que esas sugerencias siempre son bienvenidas!)






 El Pegotiblog en tu email

No te pierdas nada, recibe las entradas del blog en tu email. Suscríbete aquí. 

7 comentarios:

  1. Jajaja qué tiempos, ¡yo también tengo guardadas las cartas! La verdad es que me encantaba lo de escribirnos, y también coleccionaba los sellos. Pero desde que existe el email no me he vuelto a acercar a un buzón. Lo que sí que envío cuando voy de viaje son postales a algunas amigas que me lo piden directamente, sin cortes jaja. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo tendré en cuenta, para pedirte en próximos viajes ;) Besetes

      Eliminar
  2. yo también guardo mis cartas de antaño! :) aún lo sigo haciendo pero menos, no estoy en contacto con mucha gente porque los hay que me han dejado de escribir y ahora mismo solo tengo uno, pero es n gusto poder escribir y decorar cartas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Irene, si te apetece unirte, yo estoy encantada de escribir :)

      Eliminar
  3. me encanta escribir cartas y he participado en varias iniciativas, la tuya me parece muy interesante. Me gusta la idea de escribir a un desconocido y contarle un poco de mi, así como enviarle un poema, una postal, un dibujo, un recorte de revista, un sobrecito de te, una flor seca....
    Voy corriendo a escribirte, besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola? Sigue en pie la propuesta? Estoy buscando gente con la que cartearme y no resulta nada fácil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana, escríbeme a pegotiblog@gmail.com y hablamos ;)

      Eliminar

Gracias por pasarte por aquí :)