lunes, 2 de diciembre de 2013

Transferir imágenes a madera

Hoy traigo un DIY rápido de realizar y que tiene un resultado muy curioso. Se trata de transferir imágenes a otros materiales, en este caso un trozo de madera.


Cualquier fotocopia o impresión sirve (recomendable que sea en impresora láser). Existen líquidos para transferir imágenes, exclusivos para ese menester, pero yo he probado a usar cola blanca, que todos tenemos en casa y que podemos comprar en cualquier bazar. Y también funciona.

Simplemente, tienes que cubrir la superficie donde quieras transferir la imagen, con cola. Abundante. Y colocar la imagen, con el lado del dibujo contra la madera. En el caso de la foto, el lado donde se ven los edificios, es el que se pega en la madera, dejando el lado blanco del papel al aire. 

Se deja secar un día entero y luego con el dedo humedecido o un algodón, suavemente, se frota el papel para ir quitándolo. Hay que tener mucho cuidado, esta parte es delicada.

En mi imagen, para dar un toque "viejo" dejé partes del papel sin quitar y frote hasta llegar a la madera en otros lados. Así da la impresión de que es una vieja imagen en una pared, que ha sufrido el paso de los años.



¿Qué os parece? ¿os gusta?

2 comentarios:

  1. Me parece una idea chulísima! la pondré a prueba y ya te contaré ;)

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte por aquí :)